OBJETIVO UNASUR


OBJETIVO UNASUR
Ricardo Rosa-Brussin


A raíz de la vil masacre perpetrada por las fuerzas armadas colombo-estadounidenses en territorio ecuatoriano, luego la escalada diplomática que condujo a los gobiernos de Ecuador, Nicaragua y Venezuela a romper relaciones con el de Colombia y por último el esfuerzo de los países miembros del grupo de Rio de acercarnos nuevamente queda develado que más allá del torpedeo al proceso de paz que se estaba adelantando, de manera unilateral, mediante la liberación de retenidos y la colaboración de varios gobiernos, en donde el presidente Chavez estaría indudablemente jugando un rol importante, una acción tan desmesurada y en el momento menos imaginado como la acontecida tenía como objetivo colocarle una estaca al proceso de gestación de la UNASUR, cuyo próximo paso concreto debía darse en Cartagena.

¿Quién ha sido sin duda alguna el motor de este mecanismo de integración? No cabe duda que el presidente Chavez y en definitivamente fue su visión de fondo la que le permitió ver que esa mordida de anzuelo, en la que dijo que no asistiría a la próxima cita de la UNASUR en Cartagena, debía echarla para atrás cuanto antes pues ese, acompañado de el hecho de enfrentarnos y por ende dividirnos es el gran objetivo regional que tiene el imperio, incluso por encima de establecer cuantos TLCs pueda dentro de nuestra región.

Muy acertadamente y con la paciencia y el aplomo de los Aimaras el presidente Evo lo señaló en su intervención en Santo Domingo: “Existen factores externos interesados en impedir la unión de Suramérica”. ¿ Por que?, en este momento razones le sobran al imperio para impedir a toda costa que el proyecto de una Comunidad de Naciones Suramericanas siga dando pasos por más pequeños que estos sean.

La primera es que ya se conformó el Banco del Sur al cual comprensiblemente los cipayos de Uribe y Alan García no se adhirieron y el supuesto gobierno socialista de Chile tampoco. Pero sin embargo es un paso importante dentro del proceso de integración, lo cual abre la primera puerta hacia el establecimiento de una moneda regional, que si observamos la fortaleza del Euro, es otro granito para que el dólar entre en barrena, cuestión que trae como primera consecuencia visible el incremento de los precios del petróleo.

La segunda es que la firma de TLCs con los Estados Unidos ya alcanzaron su cifra tope, con las naciones que ya todo el mundo conoce, y que el avance de la UNASUR podría afectar dichos tratados en países cuyas democracias están en entredicho como Perú y Colombia. Además dicho proceso indudablemente servirá de ejemplo para que las naciones centroamericanas, a pesar de que las condiciones son mucho más adversas para sus pueblos, sigan la senda de la integración al margen de los TLCs que los Estados Unidos atesoran en esta región, incluida la bomba de tiempo que hoy alberga la sociedad de Méjico.

En pocos años en Latinoamérica se han dado pasos agigantados, políticamente hablando, y muestra de ello es que la OEA ya no es ni la sombra de lo que era hace diez años. Y si a esto le sumamos que nuestra región tiene el mayor potencial de crecimiento en el mundo, debido a su moderada población y sus cuantiosos recursos energéticos, agua, biodiversidad, lengua común, etc., es obvio que los alcones de Washington entren en desespero y cometen actos de barbarie como el reciente bombardeo al Ecuador.

Menos mal que nuestro objetivo esta claro y que, luego de tratar de justificar lo injustificable y verse acorralado, el cipayo de Bush tuvo que saltar como un colibrí a estrecharle la mano a todo el que pudo en la capital de la paz.

About these ads