Venezuela ajusta mecanismos para garantizar desarrollo



Miércoles, 25 de febrero de 2009
Venezuela ajusta mecanismos para garantizar desarrollo
Por: Miguel Lozano

Caracas, (PL) Luego de un inicio de año dominado por la política, Venezuela reorienta hoy su actividad para ajustar mecanismos que garanticen los programas de desarrollo pese a la baja de los precios de petróleo.


Con el triunfo obtenido en un referendo que estableció la posibilidad de reelección continua, lo cual le permite postularse de nuevo en 2012, el presidente Hugo Chávez enfrenta el reto de cumplir la promesa de que ningún programa social será afectado.

Para ello cuenta con pasos importantes dados en 10 años en sectores claves como la agricultura, el control nacional de la industria petrolera, un fuerte fondo de divisas y unas diversificadas relaciones internacionales.

El proyecto tiene el viento en contra de los precios del petróleo, que debido a la crisis mundial concluyeron la semana pasada para el crudo venezolano en 36 dólares por barril como promedio en 2009, cuando para el presupuesto se estimaron 60 dólares.

Para el mandatario venezolano, sin embargo, el alto nivel de reservas de divisas (42 mil millones de dólares a fines de 2008) y otras medidas financieras y económicas adoptadas, permitirán capear el temporal sin graves efectos.

De las que son identificadas como reservas excedentes, 12 mil millones de dólares fueron transferidos a principios de año al Fondo Nacional de Desarrollo, para garantizar la continuidad de los proyectos económicos y programas sociales.

A esta fortaleza se suma la ampliación la pasada semana del fondo chino-venezolano, creado en 2007 con seis mil millones de dólares, a otros seis mil millones más, cuando todavía la primera partida no ha sido agotada totalmente.

De los seis mil millones iniciales se entregaron cuatro mil millones de dólares para 100 proyectos de universidades, hospitales, líneas férreas, siembras, sistemas de riego y fábricas.

Sólo con el fondo chino-venezolano se adelantan 41 proyectos agrícolas, como una empresa mixta para desarrollar la pesca en aguas profundas en cooperación con Cuba y 10 universidades.

De tal modo, pese a la compleja situación mundial, Venezuela comenzó el año con la inauguración de nuevos centros de salud y fábricas, entre ellas una de teléfonos celulares con tecnología china que estará produciendo un millón de aparatos en dos años.

En este contexto, también el ministro de Hábitat y Viviendas, Farruco Sesto, ratificó la determinación de seguir adelante con un ambiciosos plan de construcción de casi tres millones de casas en 10 años, para terminar con el déficit habitacional en el país.

En opinión de la mayoría de los expertos, Venezuela está en condiciones de enfrentar la difícil situación económica en 2009, si bien la situación requerirá ajustes de cinturón en algunas áreas.

Pese a ello, el ministro de Economía y Finanzas, Alí Rodríguez, adelantó que ninguna de esas acciones será del tipo de terapia de choque aplicada por el neoliberalismo, lo llamados “paquetes” que afectan mayormente a los sectores de menos poder adquisitivo.

“En todo caso, construimos escenarios de acuerdo cómo vayan evolucionando las circunstancias. No vamos a tomar ningún tipo de medidas, si no se cumplen ciertas condiciones, que no puedo adelantar porque no quiero crear especulaciones”, apuntó.

En declaraciones recientes, Rodríguez indicó que no está planteada una devaluación para los próximos meses y aseguró que está cubierta la demanda de dólares para importaciones. En este contexto, la presidenta de la Asamblea Nacional, Cilia, Flores, informó que esta semana comienza la revisión en materia legislativa de leyes prioritarias, particularmente las de de carácter sociales, económicos y de seguridad.

La comisión parlamentaria de Finanzas, aclaró que entre los proyectos a analizar no se contempla el incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), como han difundido algunos medios.

Con un fuerte respaldo popular en lo interno y la concertación con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la mayoría de los observadores estima que Venezuela cuenta con condiciones para enfrentar sin dramatismo la situación.

En el contexto internacional, las autoridades confían en que se logren estabilizar los precios del crudo a unos 70 dólares por barril a partir de las previsiones de un incremento de la demanda en 2010 y nuevos recortes de la OPEP si fuesen necesario este año.

lma/Ml
PL-44

 

About these ads