García Linera manda coches y aviones a opositores para reanudar Congreso de Bolivia


Sábado, 11 de abril de 2009
García Linera manda coches y aviones a opositores para reanudar Congreso de Bolivia
Prensa Web YVKE, ABI

El vicepresidente y titular nato del Congreso de Bolivia, Álvaro García Linera, volvió este viernes a declarar un cuarto intermedio y a convocar a los opositores a la reanudación, a mediodía del sábado, de los debates, efecto para el que puso a disposición automóviles y aviones, con tal de reanudar el debate de la ley electoral.


Ante la ausencia recurrente de una parte de la bancada parlamentaria de oposición, “voy a volver a declarar un cuarto intermedio, pero nuevamente mañana nos tenemos que reunir aquí a las 12h30 ” en el edificio del Legislativo boliviano en La Paz, sostuvo García Linera, presidente del Congreso, este viernes a última hora de la tarde.

La ley reclamada por García Linera y el presidente Evo Morales, en huelga de hambre desde el jueves, apuntalará los mecanismos legales para la celebración de elecciones el 6 de diciembre próximo.

“Los vamos a esperar hasta mañana, doce del mediodía. No hay un solo pretexto para no venir a cumplir su trabajo”, apuntó al tiempo de ofrecer a los legisladores que tras el primer tramo de la sesión congresal, el jueves último, partieron discrecionalmente a sus regiones, todos los medios de transporte para retornar a La Paz.

“Si les falta movilidades, la Vicepresidencia dispone de movilidades para traerlos de donde sea. Tienen pasajes por avión gratis. Si les falta avión voy a pedirle al presidente Evo (Morales) que nos habilite una avioneta para traerlos, de donde sea”, martilló.

Tras fracasar un nuevo intento por montar el Congreso, el viernes hacia las 20h30 locales, García Linera puso acento fuerte en que la sesión, que debe tratar indeclinablemente la ley, no será levantada sino hasta que no cumpla su cometido.

“Esta sesión por tiempo y materia no va a terminar en tanto no tengamos una ley, no va a haber ninguna actividad del Congreso, ni en Diputados ni en Senado hasta que no saquemos la ley, hasta que no tengamos el valor de cumplir con lo que dice la Constitución”, subrayó.

“Este Congreso que tiene la posibilidad de aprobar el proyecto de ley, en cumplimiento de sus de sus disposiciones y ordenamiento, va a hacer nuevamente un esfuerzo por convocar, por conminar, a los congresista chachones (faltones), flojos, a que vengan a sentarse a su curul a cumplir su trabajo”, insistió al tiempo de advertir con la aplicación del artículo 134 de la nueva Constitución que prescribe sanciones a los servidores públicos que incumplan sus funciones.

El llamado de atención se produjo después que Jorge Valdivieso, portavoz de los dirigentes sociales que acompañan la huelga de hambre de Morales, anunciara un juicio por la vía penal a los congresistas ausentes ex profeso que será radicado el lunes mismo.

El Vicepresidente exhortó a la oposición a no esgrimir argumentos para evadir la sesión, después que los senadores de la derechista agrupación Podemos, Carlos Börth y Roberto Ruiz, suerte de puente arterial para la consecución de acuerdos, exigieran la reposición de una mesa de concertación multipartidaria que se desarticuló el jueves pasado.

“El pretexto de nuevo padrón”, cuya reelaboración exige la oposición como condición para rubricar la aprobación de la ley, “es eso, pretexto para mantenerse en su curul, para seguir ganando dinero sin trabajar”, denunció García Linera.

El Congreso aprobó el jueves en su preliminar estación en grande la ley transitoria al nuevo régimen electoral que recoge los consensos de la multiplicidad de fuerzas políticas bolivianas, y desde entonces no ha podido reinstalarse.

El Congreso estaba paralizado con el reloj y los plazos en contra y con la premura a cuestas de los movimientos sociales y los sindicatos bolivianos urgidos por la ley, cuyos líderes se han declarado en huelga de hambre, lo mismo que Morales en el Palacio Quemado, en demanda de la aprobación de la ley.

En tanto, los miembros de la oposición, dispersos en sus regiones, realizaban consultas políticas para reconducir la sesión, a falta de dos etapas de aprobación, en detalle y revisión, previas a su promulgación y, a todas vistas, las más complejas.

El MAS logró anclar definitivamente el tratamiento de la ley después de aprobar, en primera instancia y en medio de una retahíla de protestas opositoras, la postulada por la Cámara de Diputados, para posteriormente considerar y aprobar otra que incorporó los consensos alcanzados en la mesa multipartidaria.

De acuerdo con el ministro de Autonomías, Carlos Romero, la mesa de concertación logró zanjar ya 11 de 22 diferencias de fondo y allanó, en base de soluciones técnicas, un acuerdo sobre el padrón electoral, que el gobierno defiende a capa y espada y la oposición tacha de contaminado.

Se extiende la huelga de hambre, pese a llamado de Evo Morales

En tanto, los piquetes de ayunadores se multiplicaban el viernes en Bolivia, pese a los ruegos del presidente Evo Morales, en huelga de hambre desde la víspera, para levantar la medida de presión al Congreso que no podía remontar la resistencia de la oposición para aprobar la ley transitoria que canalice las elecciones generales de diciembre.

“He pedido a los compañeros que están en la huelga en el interior del país levantar sus medidas y si no se resuelve estos días, desde el lunes más bien prepararse” para potenciar la medida de presión, declaró Morales entrevistado en el presidencial Palacio Quemado por la cadena internacional Telesur, donde cumple la medida desde media mañana del jueves.

El mandatario sugirió a los huelguistas que, según diversos medios de información superan el millar, con tendencia creciente, entregarse a las celebraciones católicas de Semana Santa.

El canal estatal de televisión informó en su servicio meridiano de noticias que en el departamento Pando, en el extremo norte amazónico de Bolivia, tres piquetes nuevos de ayunadores se habían conformado el viernes.

En la ciudad central de Cochabamba los huelguistas mantenían invariable las medidas que adoptaron la víspera en apoyo a la decisión del Presidente de declararse en huelga de hambre, mostró el estatal Canal 7.

Morales, que ha mediodía del viernes pasó sin problemas una revisión médica, tras cumplir 30 horas de ayuno voluntario, pidió a los ayunadores parar la medida y pasar “estos días de la Pascua con la familia”.

El gobernante, que en octubre enterará 49 años y que cumple sus décimo octava huelga de hambre desde 1985, dijo sentirse “bien” de salud, luego que el ministro de Salud, Ramiro Tapia le efectuará una minuciosa auscultación.

Tras la revisión, el médico le dijo al Presidente, que sólo ingiere líquidos y caramelos, “que estoy como un joven de 15 años” y si existiese alguna duda “vaya y pregúntele·”, regodeó con su interlocutor, el corresponsal Freddy Morales.

A primera hora del viernes, los servicios departamentales de salud llegaron a los piquetes de huelga de hambre, a fin de asistir al millar de personas que ingresaron a la extrema medida en defensa de la nueva ley electoral que sustancia el Congreso.

“La salud del presidente, Evo Morales, y de los dirigentes que lo acompañan es estable, a más de 24 horas de la instalación del piquete de huelga que está en Salón Rojo de Palacio de Gobierno”, machacó Tapia.

La autoridad que encabeza la primera brigada de atención médica, recomendó al Presidente permanecer en reposo, no realizar movimientos y consumir líquido.

A los dirigentes Pedro Montes, líder de la matriz sindical Central Obrera Boliviana, Fidel Surco, del activista Consejo Nacional por el Cambio, Isaac Avalos, de la Confederación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos de Bolivia, Jorge Baldivieso, del Magisterio Urbano y, entre otros, a Elías Quelca, del campesino Consejo Nacional de Marcas y Ayllus, que acompañan al gobernante en la medida de presión, les prescribió comportamientos similares.

El Jefe de Estado y los dirigentes enfrentan esta medida masticando hojas de coca, de reconocidos valores nutricionales, para contrarrestar la fatiga y el hambre.

Tapia certificó el buen estado de forma de los huelguistas y anunció revisiones médicas cada 12 horas.

Por ello, aseguró que el auditorio del Ministerio de Salud, en el centro de La Paz, se convirtió en el centro de operaciones para coordinar con los Servicios Departamentales de las prefecturas la misión que deben cumplir las brigadas en más de 100 piquetes de huelgas que se instalaron en los municipios, prefecturas, organizaciones sociales y sindicales del país.

Los piquetes de huelga de hambre se han instalado, además del Palacio de Gobierno, en la Prefectura de Cochabamba, la Central Obrera Regional de El Alto y sedes de organizaciones sindicales y sociales en diversos puntos del país.

Patricia Rivas

 

About these ads