Las Comunas y el Proyecto Nacional Simón Bolívar


Jueves, 30 de abril de 2009
Las Comunas y el Proyecto Nacional Simón Bolívar
Por: Luis R Delgado J

Realmente en la construcción de las comunas se pone en juego la viabilidad de la transición al Socialismo en Venezuela


En la etapa actual del proceso histórico venezolano, caracterizado por cambios importantes en la esfera política, económica y social es pertinente profundizar la discusión sobre las Comunas, considerando que estas son parte programática esencial para la materializar los objetivos del Proyecto Nacional Simón Bolívar (PNSB).

Realmente en la construcción de las comunas se pone en juego la viabilidad de la transición al Socialismo en Venezuela, recordemos que precisamente el PNSB es un proyecto para dar los primeros pasos en la construcción de un modelo de sociedad que trascienda el capitalismo, aunque debemos reconocer que en su contenido se encuentran incluso objetivos estratégicos que prefiguran la existencia de una sociedad sin clases.

Ahora bien, producto de un conjunto de discusiones planteadas en diversas Escuelas del Poder Popular, las cuales han construido sectores de la base del movimiento popular carabobeño, traemos a colación las siguientes ideas advirtiendo que no son particulares de quien escribe estas líneas, sino que se trata de una construcción conceptual colectiva acometida en los últimos meses en el marco de iniciativas como las Asambleas del Pueblo Organizado (plataforma importante en la campaña regional por Mario Silva) o la actividad realizada hace algunas semanas “La Explosión del Poder Popular”.

En primer termino, consideramos que la discusión sobre las comunas debería darse desde las bases, es decir, debería escucharse los planteamientos provenientes de las clases y sectores trabajadores, de las mujeres, de los sectores juveniles y estudiantiles, de las distintas organizaciones sociales revolucionarias y progresistas. Un proceso constituyente del Poder Popular, que motive la participación como medio para movilizar al Sujeto Histórico de la revolución que no es otro que los sectores populares trabajadores.

Nos preocupa que el debate sobre las comunas se resuelva desde arriba con una ley construida desde la Asamblea Nacional o con una directriz del Ministerio del PP para las Comunas, realmente sería perjudicial que un proceso de tanta trascendencia solo se estableciese desde las instancias centrales del Estado, al margen de la iniciativa popular, mas aun si reconocemos que el actual Estado venezolano sigue siendo un pesado elefante burocrático con una lógica de funcionamiento todavía burgués en buena medida.

Es necesario que para iniciar la discusión se tomen en cuenta de forma rigurosa las diversas experiencias de construcción comunal en los últimos 140 años, partiendo de la Comuna de Paris, de los Soviets rusos, las comunas yugoslavas, las comunas campesinas chinas, otras experiencias mas efímeras como se dieron posterior a la I Guerra Mundial en Alemania e Italia, o durante la Guerra Civil española, entre otras, las cuales pese a ver desaparecido dejan un cúmulo de enseñanzas nada despreciables para incorporar los aciertos y cuidarnos de no repetir los viejos errores que se hallan cometido. Pensamos que este estudio histórico es ineludible, pero debe ser un estudio que no se cierre a un círculo selecto de planificadores o eruditos, sino que debería hacerse un esfuerzo para socializar materiales bibliográficos para extender lo más posible el estudio sobre las diversas experiencias de construcción comunal.

Por otro lado, el debate sobre la comuna debe enmarcarse en las líneas del PNSB, no debe ser una propuesta aislada sino que debe sintetizar los objetivos para construir la nueva sociedad. En este sentido nos preocupa la difusión de una tesis que reduce la comuna, a una federación o suma de consejos comunales, creemos por el contrario que la comuna no es solamente una estructura político territorial, sino que a su vez debe constituir una unidad socio económica, es decir, una estructura productiva y de consumo, caracterizada por nuevas relaciones de producción, de propiedad, en síntesis una zona de economía socialista. “La producción en la búsqueda de lograr trabajo con significado se orientará hacia la eliminación de la división social del trabajo, de su estructura jerárquica actual y a la eliminación de la disyuntiva entre satisfacción de necesidad y producción de riqueza. El modelo productivo responderá primordialmente a las necesidades humanas y estará menos subordinada a la reproducción del capital”.

En este orden de ideas, consideramos que las comunas deben ser espacios de vanguardia (no los únicos) para construir la nueva economía productiva que logre enterrar en la historia el modelo económico rentista dependiente que ha caracterizado Venezuela a lo largo de su historia. PNSB se refiere a “Establecer un Modelo Productivo Socialista con el funcionamiento de nuevas formas de generación, apropiación y distribución de los excedentes económicos y una nueva forma de distribución de la renta petrolera, lo que será el reflejo de un avance sustancial en el cambio de valores en el colectivo, en la forma de relacionarse los individuos con los demás, con la comunidad, con la naturaleza y con los medios de producción”.

Insistimos la comuna se debe articular en torno al nuevo Modelo Productivo Socialista, porque la historia nos muestra claramente como los espacios de habitad de las sociedades, las estructuras político-territoriales han estado directamente relacionados con las estructuras económicas presentes en un momento histórico determinado. Por ejemplo, para nadie es un secreto que la superpoblación del eje costa montaña está íntimamente vinculada al hecho de que la economía venezolana a lo largo de su historia ha sido una economía de puerto o de enclave destinada a la exportación de materias primas necesarias para los países metropolitanos imperialistas.

En este punto referido a la construcción de la Nueva Geopolítica Nacional, se expresa claramente la profunda vinculación existente entra espacio político-territorial y actividad económica: “El Desarrollo Territorial Desconcentrado articulará la construcción y organización espacial de un nuevo modelo socio-productivo endógeno, en el cual emerjan nuevas relaciones sociales a través de unidades de producción de carácter socialista, tales como las empresas de producción social (EPS), las cooperativas y la producción asociativa, movilizando nuevas potencialidades y capacidades endógenas, que se vinculan con actividades económicas del sector público y privado, tanto nacional como extranjero, con el fin de mejorar la calidad de vida y equilibrar el patrón de ocupación territorial”.

Por lo tanto a nuestro entender, para construir las comunas no basta solamente agrupar consejos comunales, también debemos incorporar otras formas de organización social como las EPS, los consejos de trabajadores, los sindicatos revolucionarios, los consejos de la mujer, los consejos estudiantiles, y demás organismos sectoriales. La comuna debe estar integrada por todas las fuerzas vivas organizadas del Bloque Histórico Popular Bolivariano.

Finalmente quiero expresar, que estos son algunos puntos muy generales y primarios los cuales hay que ir profundizando de forma colectiva todos los sectores populares venezolanos, reafirmamos nuestra propuesta de que la construcción del Poder Popular no se consolidará si los de abajo no participamos, no solo desde arriba desde el Estado se hace revolución, y mucho menos si esta es socialista. Un proceso constituyente del Poder Popular, que apuntale la discusión de temas tan medulares como las Comunas, el relanzamiento de los Consejos Comunales, los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras, las Empresas de Producción Social o Socialista (EPS), en fin la discusión sobre el Socialismo en este siglo XXI, es una necesidad que desde ya debe atenderse, espacios como el congreso del PSUV debería ser uno de los espacios para adelantar estos debates, pero debemos ir mas allá, al resto de los partidos y movimientos sociales, a las bases que no tienen militancia partidaria, no pongamos excusas una sola dosis de voluntad política y de fe en los poderes creadores del pueblo es suficiente para acometer tan importante campaña política, para impulsar la revolución en la revolución, para llevar a la práctica las tres R.

http://socialismoenlared.blogspot.com/

 

About these ads