Gobierno colombiano cubre con frases elegantes su proceso guerrerista


Gobierno colombiano cubre con frases elegantes su proceso guerrerista

ABN.- “Queremos advertir sobre el peligro que representa el gobierno de Colombia con esa gente que pretende con cinismo, con sonrisitas, con frases elegantes y con falsos llamados al diálogo, encubrir que están detrás de un proceso guerrerista contra nuestro país y contra América Latina”.

La advertencia pertenece al Ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro Moros, en referencia a las últimas declaraciones del presidente colombiano Álvaro Uribe, quien indicó que ‘no producirá gestos de guerra’ con Venezuela.

Las declaraciones del mandatario colombiano se produjeron luego que Venezuela dinamitara dos pasos fronterizos ilegales, que eran utilizados por grupos irregulares vinculados con el narcotráfico.

Sin embargo, la operación de rutina y de total soberanía del gobierno venezolano fue calificada de “muy grave” por Bogotá, cuya administración firmó un acuerdo con los Estados Unidos que permite la instalación de siete bases militares en su territorio, que serán utilizadas únicamente por funcionarios norteamericanos con total inmunidad y quienes no requerirán presentar pasaporte para entrar o salir del vecino país.

Uribe también reiteró las “intenciones pacifistas” de su país, pese a que un reciente documento presentado por las Fuerzas Aéreas estadounidenses ante el Congreso norteamericano, revela que la Base militar ubicada en la localidad colombiana de Palanquero “garantiza la oportunidad para conducir operaciones de espectro completo por toda América del Sur”, e indica que los objetivos detrás del acuerdo militar es combatir “la amenaza constante de los gobiernos anti-estadounidenses”.

‘Lo único que requerimos los colombianos en nuestra patria y la patria mayor, que es la de Venezuela, Ecuador, Panamá, Perú y Bolivia, la patria de Simón Bolívar, es poder prosperar con las herramientas fecundas del trabajo y nunca destruir a nuestros pueblos con los fusiles de la guerra’, dijo Uribe el pasado sábado desde la localidad fronteriza de Cúcuta.

No obstante, para el canciller venezolano, tales declaraciones no son congruentes con una administración que ha demostrado tener fuertes vínculos con el paramilitarismo.

“El gobierno colombiano tiene vínculos directos con el paramilitarismo, decenas de militares, diputados y gobernadores del entorno de quienes gobiernan Colombia están presos por involucrarse con esos movimientos, por haber asesinado a decenas de personas”, indicó.

Asimismo, Maduro resaltó la reciente captura de Magaly Judith Moreno Vega, quien fue detenida el pasado jueves por la policía venezolana en la ciudad de Maracaibo, muy cercana a la frontera con Colombia.

“Esta mujer (Moreno Vega) está relacionada con el asesinato de centenares de personas, son historias escalofriantes de exterminio que recuerdan a los nazis (…) Su captura demuestra que el gobierno de Colombia está enviando a sus jefes paramilitares, esta mujer está vinculada al ex fiscal colombiano Luis Camilo Osorio, quien es actualmente embajador de ese país en México y mano derecha de Uribe”, denunció.

Uribe dijo además que su país no se puede ‘entretener en la violencia interna ni dejarse llevar a las provocaciones de las guerras internacionales, menos en guerras entre hermanos’.

No obstante, ese “entretenimiento” en la violencia interna al que alude el mandatario neogranadino, se trata del estado de guerra que ha mantenido en Colombia a lo largo de medio siglo y que ha generado más de 4 millones de personas desplazadas en ese país, cifra que fue considerada alarmante en 2008 por el Observatorio del Desplazamiento Interno (Acnur).

Uribe también pidió ‘seguridad para los colombianos más allá de las fronteras’, aludiendo a Venezuela, nación en la que residen alrededor de 4 millones de colombianos, que emigraron en búsqueda de una mejor calidad de vida y escapar de una nación en la que son desplazadas 1.503 personas por día, según datos de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes).

‘Hago llegar desde aquí una voz de afecto al pueblo de Venezuela. El hermano pueblo de Venezuela jamás, jamás, escuchará siquiera una murmuración de agresión de parte del pueblo o del gobierno de Colombia’, enfatizó Uribe, presidente que en 2008 autorizó la incursión de sus fuerzas militares a territorio ecuatoriano sin informar a su par, Rafael Correa, con quien aún no ha normalizado relaciones tras la agresión.

Entretanto, el Canciller venezolano reiteró este lunes que presentará pruebas de incursiones paramilitares e intentos desestabilizadores desde territorio colombiano en la próxima reunión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), a realizarse en Quito, Ecuador con la presencia de los Ministros de Relaciones Exteriores y titulares de defensa de los países miembros del bloque.

Maduro también comentó la urgencia de analizar en Quito acciones para acabar la producción y tráfico de droga en Colombia, principal suministrador mundial de estupefacientes, que va a parar al primer mercado de consumo: Estados Unidos.

About these ads