“Por ahora” el objetivo de reducir gases contaminantes en el planeta ha fracasado


“Por ahora” el objetivo de reducir gases contaminantes en el planeta ha fracasado.
Prensa YVKE Mundial/TeleSur

En medio de una aplaudida participación el presidente Chávez dijo que el fantasma espantoso del capitalismo recorría los espacios donde se realiza la cumbre de Copenhague. Los países participantes en esta cumbre tenemos que esmerarnos para que de acá salga un documento que comprometa a los países poderosos del mundo, que son los responsables de la destrucción climática, indicó.


Con la asistencia de más de 150 mandatarios del mundo, se dio inicio a la cumbre del cambio climático, en la ciudad de Copenhague, capital de Dinamarca.
El presidente Hugo Chávez, procedente de Cuba, donde se celebraba la VIII cumbre del ALBA, llegó a Dinamarca en la madrugada de este miércoles, donde posteriormente, en medio de una aupada participación, expuso no solamente la posición de Venezuela sino la de los países que conforman el ALBA, en cuanto a la terrible situación climática en el planeta, de la cual acusó directamente a los países más ricos, por el inmenso porcentaje de gases contaminantes que en forma constante, y de manera irracional e inhumana, emiten.

Una magistral exposición

Abajo la dictadura imperial y que vivan los pueblos y la igualdad en este planeta. Hay un grupo de países que se creen superiores a nosotros los del Sur, a nosotros, los países arrollados por el tren de la historia. No hay democracia en el mundo, y aquí estamos frente a una poderosa evidencia.
Allá afuera hay mucha gente, no caben en este salón, ha habido protestas inmensas en Copenhague, quiero saludar a quiénes se encuentran a las afueras, gente preocupada con razón por el futuro del mundo, porque ya tienen al sol de frente. Un fantasma recorre Copenhague, creo que ese fantasma anda en silencio por esta sala, entre nosotros, ese fantasma es espantoso, casi nadie quiere nombrarlo, es el capitalismo. Es el fantasma. Se oyen dos poderosas consignas en las afueras de este recinto: No cambien el clima cambien el sistema, y en consecuencia, comenzaremos a sanear el planeta. El capitalismo amenaza incluso, con acabar la especie humana. La otra consigna es, dijo el presidente Chávez: Si el clima fuera un banco ya lo hubieran salvado. Obama no ha llegado, debería estar aquí, pero estab e recib iendo el premio nobel de la paz, por cierto, justo el mismo día en que enviaba a su tropa a matar inocentes a Afganistán, que contraiedad, expresó el Mandatario venezolano. EEUU tiene la maquinita de hacer billetes y creen por eso haber salvado los bancos y el sistema capitalista.

Los ricos están destruyendo el planeta. No podemos reducir el consumo material a nivel global si los poderosos no bajan los escalones.
La actual actividad humana supera los umbrales de la sustentabilidad poniendo en peligro la vida en el planeta. El 7% de la población mundial es responsable del 50% de las emisiones contaminantes, mientras que el 50% más pobre, es responsable sólo del 7% de las emisiones contaminantes.
Estados Unidos llegará si acaso a 300 millones de habitantes, y consume más de 20 millones de barriles diarios de petróleo. No se puede pedir lo mismo a ambas naciones. Ojalá pudiramos discutir sobre estos temas.

El 60% de los ecosistemas del planeta están dañados. Somos testigos de la deforestación, las alteraciones en los sistemas de agua, la disparidad biológica. El planeta está perdiendo la capacidad para autoregularse, cada día se liberan más desechos de los que pueden ser procesados. Asistimos a esta cita sin un acuerdo real y significativo. Venezuela y los países del ALBA no aceptamos ningún otro texto que no venga del equipo de trabajo, del protocolo de Kyoto y de la convención.
El objetivo de reducir la emisión de gases contaminantes, parece haber fracasado “por ahora”. Nadie se sienta ofendido. “Con la verdad, no ofendo ni temo”.

El egoismo de los países más ricos denotan falta de solidaridad, es imprescindible un nuevo y único acuerdo aplicable a partes iguales que esté basado en el respeto a los lineamientos de la convención.
La singularidad de los estados insulares y países subdesarrollado debería ser reconocida, La brecha que separa a los ricos de los pobres no ha dejado de crecer. Promesas, promesas y promesas incumplidas y el mundo sigue su marcha destructiva.

Las 2.800 millones de las personas que viven en la pobreza obtiene sólo el 5% del ingreso mundial. Existen 1.100 millones de habitantes sin acceso al agua potable, más de 8.000 millones de analfabetas. Hablemos de las causas sin evadir la profundidad del problema, el sistema metabólico destructivo del capital y su modelo encarnado: “el capitalismo”.
De aquí tiene que salir un a posición, un documento que comprometa a los países más poderosos del planeta. Así como estamos no podemos continuar.

Vamos a cambiar de rumbo, con la verdad por delante, ¿hasta cuándo vamos a permitir injusticias y desigualdades?, ¿hasta cuándo vamos a permitir que grandes epidemias arrasen con poblaciones enteras?, ¿hasta cuándo vamos a permitir conflictos armados que masacran a millones de seres humanos inocentes?. Cesen agresiones y guerras pedimos los pueblos del mundo a los imperios, reiteró el presidente Chávez. Detengamos los altos niveles de emisión y evitemos la gran catástofe del cambio climático.

“La historia nos llama a la unión y la lucha” Nos toca a nosotros, este planeta tiene miles de millones de años y vivió sin la especie humana, pero nosotros sin la tierra no vivimos y estamos destrozándola”.

About these ads