Colombia: Reñida carrera por la Presidencia


Colombia: Reñida carrera por la Presidencia
Alberto Corona

Entrada en su recta final, la puja por la primera magistratura mantiene al oficialista Juan Manuel Santos y al candidato del Partido Verde, Antanas Mockus, en un empate técnico.

A poco menos de dos semanas para las presidenciales del venidero 30 de mayo en Colombia, los pronósticos auguran una de las contiendas electorales más reñidas en la historia reciente del país suramericano.

Entrada en su recta final, la puja por la primera magistratura mantiene a la fecha al oficialista Juan Manuel Santos y al candidato del Partido Verde, Antanas Mockus, en un empate técnico en cuanto a intenciones de voto, acorde con sondeos.

Sin embargo, el aspirante por el Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U) del presidente Álvaro Uribe logró en los últimos días frenar la espiral ascendente de Mockus, quien hasta hace unos meses atrás nadie daba como uno de los principales contendientes.

Para el Centro Nacional de Consultoría, el ex ministro de Defensa del gobierno saliente y considerado el heredero político de Uribe encabeza la intención de voto con el 38 por ciento, mientras que Mockus cuenta con un respaldo del 36.

Esto -según analistas- debido en parte al relanzamiento que hizo Santos de su campaña en torno a cambios en su equipo y tras retomar los símbolos del Partido de la U.

No obstante, para la firma Datexco el candidato por el Partido Verde sigue a la cabeza en intención de votos con un 32,8 por ciento, escoltado por Santos con el 29,3.

Lo cierto es que ambos estudios confirman en la práctica un empate técnico entre dichos aspirantes, pues las diferencias no superan el margen de error de las muestras, al tiempo que reflejan que ninguno de los dos estaría cerca de lograr el 50 por ciento más uno necesario para imponerse en primera vuelta.

Si en algo coinciden las encuestadoras, es precisamente en esto último, ya que casi todas auguran que difícilmente la puja por la Presidencia se decidirá el 30 de mayo, por lo cual se da por hecho que los electores deberán acudir nuevamente a las urnas el 20 de junio próximo.

En tanto, los demás candidatos -siempre de acuerdo con sondeos recientes- se baten en un umbral que oscila entre el cero y el 10 por ciento en cuanto a intención de votos, porcentaje que no les daría ninguna posibilidad de llegar a una virtual segunda vuelta.

Empero, ese caudal de votantes es considerado por algunos expertos determinante para el triunfo de uno de los dos principales contendientes el 20 de junio, en dependencias de las alianzas políticas que ambos puedan establecer entre la primera y segunda vuelta.

De esa manera los colombianos se debaten entre sí optar por la continuidad de las políticas del gobierno de Uribe o por una alternancia en el destino del país.

Santos, quien es visto como el “delfín político” de Uribe, apuesta por extender el actual orden de cosas, con apenas algunos cambios calificados por analistas de cosméticos, así como por mantener una lucha sin cuartel contra los grupos insurgentes que operan en el país.

Mockus, por su parte, sin distanciarse demasiado de la línea oficialista, propone cambios basados en el rescate de la ética y la legalidad, en estricto apego a la carta magna y el respeto de los fondos públicos.

Si bien no pueden hacerse predicciones respecto a quién ocupará la Casa de Nariño tras la salida de Uribe, excepto que una segunda vuelta es prácticamente inevitable entre Santos y Mockus, todo parece apuntar a un final bregado, de mantenerse el actual ritmo de la contienda.

About these ads