Presidente nicaragüense inauguró planta eléctrica financiada por el ALBA


Presidente nicaragüense inauguró planta eléctrica financiada por el ALBA
TeleSUR

La planta eléctrica Solidaridad, que cuenta en sus instalaciones con 32 motores de 1,7 megavatios, cada uno, aportará una generación de 54 megavatios de energía al Sistema de Interconexión Nacional (SIN).

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, inauguró este jueves la nueva central eléctrica Solidaridad, que con capacidad instalada de 54 megavatios diarios, fue construida como parte del programa gubernamental para garantizar la demanada energética interna y acabar con el déficit en la generación en ese país centroamericano.

En el acto de apertura de la planta, Ortega recordó que para la construcción de la unidad se destinó la inversión de unos 52 millones de dólares y que se concretó gracias a la cooperación en el contexto de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA).

Además, el jefe de Estado nicaragüense precisó que la planta contará con 32 motores de 1,7 megavatios, cada uno, que en conjunto aportarán una generación los 54 megavatios de energía.

Esta nueva plante está ubicada en el municipio Nagarote del departamento de León (oeste), a unos 45 kilómetros al occidente de Managua, la capital nicaragüense.

La central Solidaridad forma parte del programa Cero Apagones que adelanta el Gobierno de Nicaragua, a través del cual se prevé incrementar la capacidad instalada de generación de energía en el país.

Para este fin, Nicaragua se ha planetado un cambio en la matriz eléctrica por fuentes renovables como la eólica, hidroeléctrica, biomasa y geotermia.

Actualmente el 80 por ciento de la electricidad es producida con bunker, combustible residual que se obtiene de la destilación y refinación de los hidrocarburos con el que también funcionan los motores de la recién inaugurada planta en Nagarote.

Desde que Ortega asumió la Presidencia nicaragüense en 2007, la generación de energía se ha incrementado en 327 megavatios y “nos acercamos a los mil 107 megavatios de generación” con otra central que será instalada en los próximos meses en el mismo municipio de Nagarote, según anunció el mandatario del país centroamericano.

Con estos niveles de generación, el sector energético nicaragüense garantiza la no aplicación de racionamientos, ya que la demanda diaria máxima en el país es de 570 megavatios.

Junto a Solidaridad, ya ya se encuentran operando otras cuatro centrales eléctricas en las localidades de León Masaya, Tipitapa y Managua, mientras está en fase de montaje una adicional en Puerto Sandino, todas en el oeste de Nicaragua.

Nicaragua integra el ALBA junto a Bolivia, Cuba, Ecuador, Dominica, Antigua y Barbuda, y San Vicente y las Granadinas y Venezuela.

teleSUR-Agencias/MFD

About these ads