Defender y profundizar la Revolución Bolivariana con el pueblo movilizado y en armas


Para que haya paz con Colombia y detener la agresión imperialista
Marea Socialista
Aporrea

La provocación de Uribe y del partido del narcotráfico que domina en el régimen colombiano, está llevando a un límite de gran tensión las relaciones entre Colombia y la Venezuela Bolivariana.
La derecha, la oligarquía y los escuálidos pitiyanquis venezolanos, pretenden presentar las denuncias del presidente Chávez como una maniobra electoral. O como si fuera un problema que se utiliza desde el gobierno como propaganda y chauvinismo.

Sin embargo, es un hecho que en los últimos meses se están sucediendo movimientos de tropas de Estados Unidos, operaciones de la MOSAD y de la CIA a nivel internacional que no pueden ser tomadas como movimientos aislados. Existen despliegues de fuerzas militares importante en el Medio Oriente y amenazas contra Irán. El ataque a la flotilla humanitaria a la franja de Gaza por parte del genocida ejército israelí, y la política de profundizar el sometimiento de Palestina. La situación en Afganistán, la tensión creciente contra Corea del Norte.

Sería ingenuo creer que todas estas operaciones no estén relacionadas con el movimiento de la IV Flota yanqui en el Caribe. Son cónsonas con la estrategia de las siete bases colombianas que puede utilizar el Ejército estadounidense cuando quiera, así también tiene la autorización para que 46 buques de guerra y 13.000 marines se estacionen en Costa Rica, el reforzamiento de las bases en Aruba y Curazao y el permiso para reinstalarse en Panamá. El desembarco en Haiti, y asi con todo.

Uribe hace el último servicio a sus amos imperiales

Fracasada su intención de ser reelecto, Uribe hace un último servicio a sus amos yanquis. Provoca una situación de tensión y enfrentamiento contra el gobierno que Preside el comandante Hugo Chávez que puede provocar que cualquier accidente encienda un incendio de grandes proporciones en toda la región del ALBA.

Más allá que las denuncias de Uribe sean bravuconadas o provocaciones, el deber del pueblo revolucionario es prepararse para el peor escenario. Desde Marea Socialista, corriente de militantes del PSUV, creemos que de cumplirse lamentables predicciones no hay condiciones de mantener ni siquiera esta paz precaria con propuestas como la del presidente Lula.

“El gobierno de Brasil va a proponer a los de Colombia y Venezuela que c olaboren en la vigilancia de su frontera común como una vía para solucionar “en definitivo” sus conflictos , dijo hoy el asesor de la Presidencia para Asuntos Internacionales, Marco Aurelio García.”

Rechazamos categóricamente esta posición. No puede ser que se les permita a los militares fascistas del régimen de Uribe controlar el territorio venezolano. Eso sería una clara violación de la soberanía, es caer en la trampa que está tendiendo el imperialismo junto con Uribe. Es aceptar que su mentira es verdad.

Para defender el proceso profundizar la revolución

El pro imperialista secretario general de la OEA, Insulza, en declaraciones públicas tuvo el descaro de decir que en nuestro continente no hubo guerras en los últimos cien años, más allá de algunas confrontaciones menores. Y señaló el enfrentamiento entre Ecuador y Perú y entre el Salvador y Honduras. Sin embargo de manera cínica “olvidó” la guerra de las Malvinas, que más allá de la dictadura militar Argentina fue un intento de terminar con uno de los enclaves coloniales que tiene más de 400 años. Esa guerra, entregada por unos generales genocidas y cobardes, deja enseñanzas sobre lo que es necesario hacer para no terminar perdiendo un proceso revolucionario que ha empezado a recuperar los recursos naturales, como el petróleo saqueado desde hace más de un siglo.

Medidas para movilizar a todo el pueblo revolucionario para defender a nuestro proceso.

1) En el terreno militar

Movilizar, entrenar, y acelerar la dotación de armamento para cumplir la consigna revolucionaria de Pueblo en Armas. Dotar a todas los cuerpos combatientes (milicias) en las empresas, el campo, las universidades, los barrios, que además de acelerar su entrenamiento se cumpla con la orden del presidente Chávez dada en mayo de 2009 de que las armas estén en los establecimientos de trabajo, estudio o vivienda para ser usadas cuando sea necesario. En los cuerpos combatientes y otras organizaciones debe predominar la disciplina militar más estricta junto con la libertad más amplia de debate en relación a las medidas políticas necesarias para derrotar la agresión yanqui – colombiana si esta se produce.

2) En el terreno Económico

Saludamos la propuesta del presidente Chávez de no entregarle más petróleo a Estados Unidos si se produce la agresión. Sin embargo, creemos que esta medida es insuficiente para enfrentar un poder, en crisis, pero todavía muy poderoso como el de los yanquis.

Proponemos como propuestas complementarias:

Confiscación inmediata de todos los bienes, capitales y empresas de transnacionales yanquis y de grandes empresas de capitales colombianos . En particular las de últimas concesiones y contratos de empresas de propiedad mixta otorgadas en la Faja del Orinoco. Que todas esas empresas (petroleras, industriales, financieras o comerciales), sean controlada por sus trabajares y trabajadoras.

Instaurar el Control Obrero en la industria petrolera y petroquímica terminando de una vez con los manejos burocráticos, ya se está haciendo en los sectores estratégicos como las industrias básicas, la electricidad, las empresas alimenticias, etcétera.

Esto es fundamental para mantener el funcionamiento, aumentar la producción y descubrir los nidos de contrarrevolucionarios que se encuentran infiltrados en ellas.

Instaurar el Monopolio del todo el Comercio Exterior tanto para los alimentos, y medicinas, como para todo lo necesario para poner en pié una industria verdaderamente autónoma del imperialismo.

Repudio de toda la deuda estatal asumida con la banca imperialista.

3) En los medios de comunicación

Prohibición de toda información proveniente de medios imperialistas sobre la marcha de la agresión si esta se produce. Confiscación de los medios que rompan esta prohibición o que den cualquier manera falsifiquen a favor del imperialismo y todos los agresores. Que estos medios sean entregados a las organizaciones sociales revolucionarias como por ejemplo la Unión Nacional de Trabajadores, Sindicatos, Federaciones, Consejos de Trabajadores, etcétera.

4) En el terreno internacional pedir la solidaridad a todos los pueblos y gobiernos de América Latina y el mundo que declaren contra la agresión. Llamar a una movilización internacional en el mismo momento que se produzca la agresión.

Stalin Pérez, Gonzalo Gómez, Andrea Pacheco, Alexander Marín, Juan García, Zuleika Matamoros, Igor Alcalá, Gustavo Martínez, Luisana Melo, Lucero Benítez, Norman Bolcan, Ismael Hernández, Osman Cañizales, Christian Pereira, Jesús Vargas, Efrén Méndez, William Porras, Alí Verenzuela, Lilian Sanguino, Raúl Román, Vicente Osorio, Alexis Peña, Alexis Guerrero, Wilmer Aguilar, Roberto López, Rubén Linares, Vilma Vivas, Franklin Zambrano, Jesús Borges, Nieves Tamaroni, José Melendez, Elio Sayago, Daniel Rodríguez, José Tatá

Fuente: http://www.aporrea.org/actualidad/n162108.html

About these ads