Williams Ojeda, articulo 272 y la capacidad del ridículo


Williams Ojeda, articulo 272 y la capacidad del ridículo
Por: Ricardo Abud

Escribir sobre Williams Ojeda es sencillamente fácil dada su naturaleza oportunista, extravagante y acomodaticia, un personaje sin conciencia social. Al triunfo de la revolución bolivariana, abandona el proyecto social que abrazo el comandante Chávez, las razones; por demás mezquinas y personalistas (no se certifico su candidatura a la Alcaldía de Sucre).
 Ya en su nueva posición política (salto de talanquera) de derecha al igual que muchos otros, comenzó una campaña de desprestigio visceral hacia la Revolución Bolivariana.

Desde la derecha radical de la oposición vuelve nuevamente a postularse para la Alcaldía de Sucre, fracasa nuevamente en sus intentos de hacerse del poder para beneficio propio. Crea un partido denominado Un Solo Pueblo y en el 2005 se lanza como candidato a la presidencia de la Republica, declinando por razones obvias, NADIE LO APOYO. Demás esta decir que la flexibilidad ideológica de este “erudito” traidor, lo llevo a calificar su naciente y depresiva organización política como CENTRO DEMÓCRATA, solo entendible por sus miembros fundadores, postura políticamente incomprensible en su estructura filosófica. Pero bueno como dicen: Cada LOCO con su TEMA.

Desde esa fecha hasta el año 2010, su gris actuación lo llevó a transitar las más disparatadas acciones de calle, sin trascendencia alguna. El golpismo y una salida anticonstitucional la atesoro en su más recóndita existencia, sus frustraciones no dejaron de entumecerle el alma, hasta que un buen día es elegido diputado a la asamblea nacional (después de amasar tantas derrotas y frustraciones, logra una pequeña victoria) y ya oficialmente comenzar hacer el trabajo que le gusta JODER.

El día de ayer (8 de febrero del 2011) de seguro este personaje de la derecha venezolana lo recordara como uno de las peores pesadillas que la historia política venezolana atesore, con cartulina en mano, haciendo el ridículo, burlándose y calificando de comiquitas a los compañeros venezolanos hoy privados de su libertad en franco proceso de reinserción a la sociedad.

¿Que dice el articulo 272 de nuestra constitución? Por cierto constitución aprobada y promovida por el pueblo en 1999, despreciaba y satanizada por todos los sectores de la derecha. Veamos:

Artículo 272. El Estado garantizará un sistema penitenciario que asegure la rehabilitación del interno o interna y el respeto a sus derechos humanos. Para ello, los establecimientos penitenciarios contarán con espacios para el trabajo, el estudio, el deporte y la recreación, funcionarán bajo la dirección de penitenciaristas profesionales con credenciales académicas universitarias, y se regirán por una administración descentralizada, a cargo de los gobiernos estadales o municipales, pudiendo ser sometidos a modalidades de privatización. En general, deberá preferirse en ellos el régimen abierto y el carácter de colonias agrícolas penitenciarias. En todo caso las fórmulas de cumplimiento de penas no privativas de la libertad se aplicarán con preferencia a las medidas de naturaleza reclusoria. El Estado creará las instituciones indispensables para la asistencia postpenitenciaria que posibilite la reinserción social del exinterno o exinterna y propiciará la creación de un ente penitenciario con carácter autónomo y con personal exclusivamente técnico.

Si analizamos a fondo el contenido de este artículo podemos entender, que el mismo reivindica la naturaleza de todos aquellos hombres y mujeres que por diversas razones cometieron algún delito, así como nos da una idea de la gran deuda social que hoy la revolución bolivariana se ha empeñado en sanar, la exclusión una de las causas mas relevantes, que condujeron a muchos compatriotas a actuar al margen de las leyes.

Los logros evidentes en materia penitenciaria para esta oposición desquiciada que toma forma de representatividad en la asamblea nacional, no existen, los esfuerzos del gobierno bolivariano por cancelar la enorme deuda social no los quieren ver, su odio desmedido por sacar del poder al “dictador” los enceguece y coadyuva a fortalecer esa soberbia intelectual que no termina de tomar forma racional, donde el discurso es y será uno, la mezquindad y la miseria de estas almas esta por encima de toda capacidad de raciocinio, el vacío mental es completo, la justicia social para ellos es solo una metáfora que utilizan en su discurso para confundir, no existe el bien común, la estupidez es solo una constante de la cual se han apoderado y patentado.

Ayer todo fuimos testigos de la miseria intelectual de Williams Ojeda, de cómo de manera grotesca, en su afán por descalificar los esfuerzos del gobierno nacional en materia penitenciaria entre otras, insulto descaradamente los esfuerzos de aquellas personas que hoy privados de sus libertad se abogan el derecho a reinsertarse en la sociedad gracias a las políticas publicas que adelanta el Ministerio del Pode Popular de Relaciones Interiores.

Williams Ojeda no tuvo la hidalguía (no se puede esperar mucho de este traidor) de valorar los avances que en materia penitenciaria se han obtenidos, no analizo las causas estructurales del problema en cuestión, problema que data de la cuarta republica, con cartulina en mano, el ridículo fue la máxima expresión de su comportamiento.

Williams Ojeda hizo gala del desprecio que siente por el gobierno revolucionario, por nuestras fuerzas armadas, por aquellos hombres y mujeres que tratan de reivindicarse ante los errores cometidos, tildar de “sinfónica de comiquitas” a la agrupación de venezolanas y venezolanos que buscar salir de la oscuridad a que fueron sometidos producto de la malas políticas que implementaron en la cuarta republica, hombres y mujeres victimas de la pobreza, sin igualdad de oportunidades ni de condiciones de accesar a la educación como elemento liberador, es un acto muy lamentable y de mucha vileza.

La desvergüenza de este diputado no tiene límites razonables, la caricaturización que pretendió hacer de temas tan trascendentales para país, el llamado al dialogo hecho por el comandante presidente no les importa, desmeritan su actuación ante el país, y sobre todo ante todos aquellos que por única vez le dieron el aval del voto. El triste espectáculo de este diputado y de aquellos que aun hoy despliegan la estupida pancartita donde quieren mostrar al país lo absurdo y a su vez denotar la poca comprensión que tienen hacia las ciencias matemáticas, irrisoria e inconcebible parodia de una oposición mal concebida, sin proyecto, tecnócrata y al servicio de los intereses mas miserables de nuestros país.

El show no termina, la capacidad de creación de lo absurdo es inagotable en estos exponentes de la miseria, no hay una pizca de humanismo en sus actuaciones, desmoralizante y de desproporcionada insensatez.

El articulo 272, como la constitución misma, rescatan los valores de todos los venezolanos sin distingo, que por años fueron marginados, excluidos, humillados, maltratados, hombres y mujeres sin derechos.

No se ha negado que aun persisten muchos problemas que deben corregirse para avanzar, la Revolución Bolivariana con sus defectos y virtudes ha demostrado ser un sistema socio-político, económico que reivindica al ser humano, negar los logros que hemos obtenido en estos doce años, lejos de ser visceral, es un llamado de atención a todo el pueblo que certifica este proceso y entender que aquellos que se han tapado con vendas miserables los ojos, oídos, son nuestros enemigos a los cuales no podemos darle tregua y enfrentarlos en el terreno que ellos dispongan, hoy Venezuela si vive una dictadura, una dictadura de la mayoría, la de un pueblo valiente, que no sucumbió ante el embate de una minoría oprobiosa en la cuarta republica, que quiso erradicarnos, hundiéndonos en la ignorancia y el hambre, Williams Ojeda representa a esa minoría política (hecho publico y notorio) que pretende adueñarse de nuestras riquezas y venderle al país, al imperialismo norteamericano, sepa pues usted caricatura de diputado Ojeda, que hay un pueblo que si certifica una obra de gobierno y no creo que tenga la misma paciencia de nuestro vicepresidente ni de nuestros ministros, dejen de joder, dejen de menospreciar al pueblo, TRABAJEN. Hoy Venezuela es otra.

NO HAY NADA MAS EXCLUYENTE QUE SER POBRE.
Patria, Socialismo o Muerte…
Venceremos.

http://www.chamosaurio.org

http://chamosaurio.com

chamosaurio@gmail.com
ricardo@chamosaurio.com

About these ads