Venezuela muestra evolución significativa en ciencia y tecnología


Venezuela muestra evolución significativa en ciencia y tecnología

Caracas, 22 Febr. AVN .- Durante el año 2010 Venezuela logró emprender grandes proyectos que permitieron el posicionamiento de la ciencia y la tecnología en la sociedad venezolana, y el avance en esta materia se debe a la popularización, promoción y estímulo de los cultores.

En ese año en el país se logró alfabetizar tecnológicamente a más de un millón de venezolanos de diferentes edades, esfuerzo que fue reconocido a principio de 2011 por la Organización de las Naciones Unidad para la Ciencia, la Cultura y la Educación (Unesco), con el premio Rey Hamad Bin Isa Al Khalifa, entregado a una comisión venezolana en la sede de esa organización, en París, Francia.

Entre otros logros obtenidos destacan: mil profesionales formados en tecnología espacial, 1.744 escuelas conectadas al Satélite Simón Bolívar, la creación del Programa de Tecnología Nuclear y los avances en seguridad de la información y en el uso de software libre.

También está la aprobación de la reforma a la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (LOCTI) y con ella la incorporación del poder popular en el desarrollo de la investigación, vinculados con las unidades de producción social.

Igualmente se ampliaron las oportunidades del acceso a las tecnologías de la información y comunicación con la puesta en funcionamiento de más de 700 Infocentros en todo el país, 28 infomóviles y salas dotadas de equipos para personas con discapacidad visual.

En el 2010 la Fundación Infocentro también comenzó a realizar la transferencia de 200 espacios tecnológicos a las comunidades.

De acuerdo con el coordinador de la Red Infocentro para el Distrito Capital y estados Vargas y Miranda, Edwar Varela, la transferencia de los Infocentros implica que la operatividad de esos espacios estará a cargo de las comunidades con el apoyo sostenido del Gobierno en las áreas de conectividad, asesoría, formación y los planes de alfabetización.

Satélite Simón Bolívar y sus beneficios

La puesta en órbita del satélite Simón Bolívar, que beneficia a 2.333 localidades del país, significa para Venezuela el acceso equitativo a los recursos que se encuentran en el espacio ultraterrestre para uso social. Su objetivo principal es acercar las telecomunicaciones a sectores de la población que por sus bajos recursos y su remota ubicación geográfica no interesaron nunca a las empresas prestadoras del servicio.

Una muestra de ello son las 1.744 escuelas conectadas al satélite venezolano Simón Bolívar, lanzado desde China en octubre de 2008. Además, fueron desplegadas 2.626 antenas satelitales en poblaciones de difícil acceso.

El satélite también repercute en el área de la medicina, con la telemedicina, que consiste en el envío y recepción de radiografías, ultrasonidos, resonancias magnéticas y mamografías de personas que se encuentran muy lejanas de los centros primarios de atención en salud, para garantizar el tratamiento de la población de forma inmediata.

Trasciende también en lo que a seguridad y resguardo de la soberanía del país se refiere con 145 bases fronterizas conectadas.

Hallazgos científicos obtenidos por el IVIC

En el 2010 se lograron más de 300 hallazgos científicos, tecnológicos y de innovación generados en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC).

Esta institución desarrolló igualmente numerosos estudios en biofísica, biología estructural, microbiología, bioquímica, medicina experimental, biomedicina y química medicinal.

Específicamente, se identificaron virus causantes de infecciones intestinales y estomacales a partir de heces de niños con gastroenteritis, y se obtuvieron avances notables en la caracterización de otros virus.

Asimismo, se desarrolló una base de datos sobre parásitos y bacterias presentes en aguas crudas y tratadas de las plantas de tratamiento Caujarito, La Mariposa y Guairita.

En el IVIC también se ensayaron diversos extractos de plantas en búsqueda de nuevos tratamientos contra la tuberculosis, y se evaluó el posible uso terapéutico de varios compuestos extraídos de plantas autóctonas con acción sobre afecciones cardiovasculares.

Aunado a ello, se pudo identificar a pacientes con infección oculta por el virus de hepatitis B coinfectados con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), y se lograron importantes progresos en asesoramiento genético sobre varias enfermedades hereditarias presentes en el país, con miras a establecer bases bioquímicas y moleculares en pacientes a partir de su primera consulta y con el sucesivo acompañamiento.

En la actualidad se están evaluando diferentes protocolos en la administración de analgésicos para aliviar el dolor asociado al cáncer, tratando de retardar el crecimiento tumoral y evitar paulatinamente los cambios en el umbral del dolor.

Con el fin de satisfacer las necesidades de la industria, se efectuaron diversos estudios con biomateriales destinados a implantes óseos, y se elaboraron análisis preliminares para la síntesis de nuevos catalizadores dirigidos a la industria petrolera y protección ambiental.

Además, se obtuvieron valiosos avances en la identificación de minerales magnéticos relacionados con la generación espontánea (autogénesis) de hidrocarburos en campos petroleros de Venezuela.

Con el trabajo mancomunado de especialistas en las áreas de ecología, oceanología, ciencias costeras, antropología, estudio de la ciencia, matemática, tecnología de materiales y del ambiente, botánica y ciencias agroforestales, se alcanzaron resultados importantes como la descripción de nuevas especies de micorrizas arbusculares en la Gran Sabana, entendiendo por micorriza la unión espontánea entre hongos y raíces de plantas que prolonga la salud y el tiempo de vida de dichas plantas, y favorece la recuperación de ecosistemas degradados.

Igualmente, se describió una nueva especie de molusco del archipiélago de Los Roques; y se diseñaron diferentes protocolos para capturar mariposas, muestrear escarabajos peloteros y evaluar el uso de un potencial biopesticida en el estado Zulia con plagas específicas en cultivos determinados.

También se desarrolló una metodología destinada a la estimación del índice de cambios en el conocimiento ambiental tradicional en tres localidades: sur del estado Mérida; Chuao, estado Aragua; y Piaroa, estado Amazonas.

En el marco del Programa de Ciencias Marinas y Estudios Antárticos de Venezuela se analizaron muestras de macroalgas, comunidades de invertebrados, lagunas, lagos, arroyos, sedimentos y aguas cercanas a glaciares con el propósito de estudiar la biodiversidad, el clima, la composición físico-química del medio acuático, la bioquímica de los sedimentos y la cartografía náutica del continente Antártico.

Integración tecnológica de América Latina y El Caribe

A principio de este año, Venezuela emprendió la revolución en el mundo de las telecomunicaciones con el tendido del cable submarino del Sistema Internacional de Telecomunicaciones Alba-1 hacia República de Cuba. Esta iniciativa permitirá lograr mayor independencia en el área científica y tecnológica y fortalecerá la integración de los pueblos.

Este proyecto forma parte de los planes de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), en la que Cuba y Venezuela acordaron la creación de una empresa mixta bajo el nombre de Telecomunicaciones Gran Caribe S.A. (TGC), para el desarrollo de este cable submarino.

El tendido del cable de fibra óptica se inició el pasado 21 de enero como parte del convenio de cooperación entre ambas naciones.

Además de ampliar las capacidades de comunicación del país caribeño con el resto del mundo, con este cable Cuba superará las barreras del bloqueo económico impuesto por Estados Unidos.

Para tales fines, el cable submarino recorrió 1.600 kilómetros desde Camurí Chico, en las costas del estado Vargas, hasta Cuba; y posteriormente, 230 kilómetros más hasta las costas de Jamaica. En una segunda fase tendrá conexión abierta hacia otros países del Caribe, como República Dominicana y Haití.

El cable submarino de fibra óptica Alba-1, cuya inversión se valoró en 72 millones de dólares, tendrá una vida útil de 25 años y permitirá a Jamaica y Cuba alcanzar un ancho de banda de 640 gigabytes por segundo.

También está previsto que aumente la seguridad y reduzca la vulnerabilidad de las comunicaciones entre Cuba y Venezuela con el resto del mundo, además de mejorar la calidad y la disponibilidad de las comunicaciones de los países del Alba con la isla caribeña.

About these ads