Estadounidenses preparados para gran protesta mundial


Estadounidenses preparados para gran protesta mundial
Por: Luis Beaton

Washington, 14 oct (PL) Millares de estadounidenses se preparan hoy para sumarse a millones de personas en el mundo que tomarán calles y plazas mañana para protestar contra la inequidad del sistema financiero, según fuentes de los manifestantes.

Presente en urbes como Nueva York, Washington, Boston, Filadelfia, Los Ángeles, Chicago, Miami, Dallas, y en más de 60 ciudades del país, los llamados indignados se sumarán a las manifestaciones que este sábado dejarán sentir su mensaje de inconformidad en más de 71 países de todos los continentes.

“Los bancos no tomarán más nuestras casas. No robarán a los estudiantes. No destruirán más el medio ambiente. No financiarán la miseria de la guerra. Los bancos no causarán más desempleo masivo”, es el mensaje que llevan las protestas.

Según un comunicado del movimiento global en el sitio 15october.net “los poderes establecidos actúan en beneficio de unos pocos, desoyendo la voluntad de la gran mayoría, sin importarles los costes humanos o ecológicos que tengamos que pagar. Hay que poner fin a esta intolerable situación”.

“Unidos en una sola voz, haremos saber a los políticos, y a las élites financieras a las que sirven, que ahora somos nosotros, la gente, quienes decidiremos nuestro futuro. No somos mercancía en manos de políticos y banqueros que no nos representan”, plantean.

Mientras, en Estados Unidos millares de personas demandarán acortar la brecha entre ricos y pobres, en un movimiento que resonará de costa a costa.

Los llamados indignados alientan a sus compatriotas a acabar con lo que ellos llaman las prácticas desleales del uno por ciento de la población.

Plantean que el uno por ciento de los estadounidenses son propietarios del 24 por ciento de la riqueza nacional; y el cinco posee más del 40 por ciento de ésta.

Este ejército de inconformes está formado principalmente por desempleados, muchos de ellos profesionales, pero con el paso de los días se van uniendo maestros, empleados públicos, sindicalistas, entre otros.

Al respecto, el columnista Paul Krugman sostuvo en un artículo publicado en el diario The New York Times que queda por ver si el movimiento va a cambiar la dirección de Estados Unidos.

Por lo pronto, agrega, las protestas ya han provocado una reacción histérica de Wall Street y en general en los superricos, mientras la oligarquía estadounidense trata de suprimir “cualquier crítica de las fuentes de su riqueza”.

Se espera que a partir de ahora el movimiento de protesta Ocupar Wall Street (OWS) pase a tomar por derecho ciudadano un puesto importante en el debate político nacional estadounidense.

Ya la Casa Blanca y los partidos del país prestan atención a las protestas, e incluso hay aproximaciones para usar su fuerza en los comicios presidenciales de 2012.

Según comentaristas políticos Ocupar Wall Street pide atención para ese gran por ciento de estadounidenses a los que no escucha la Casa Blanca, y sobre todo son menospreciados por la inmensa telaraña financiera integrada por las grandes corporaciones y los megabancos, virtuales dueños de media Norteamérica.

mv/lb

About these ads