Egipcios exigen Junta Militar libere detenidos y frene represión


Egipcios exigen Junta Militar libere detenidos y frene represión        

El Cairo, 6 may (PL) Egipcios de distintos estratos y corrientes exigieron hoy a la Junta Militar excarcelar a cientos de detenidos, cesar los interrogatorios y castigar a responsables de la represión contra manifestantes, que causó 13 muertos en cuatro días.

Pese al despliegue de soldados y carros blindados del Ejército en torno al Ministerio de Defensa, en el barrio cairota de Abbasseya, numerosas personas rechazaron la violencia militar contra las protestas, que provocó también 373 heridos, según datos oficiales.

Al habitual caos vial de El Cairo se sumó el desvío de rutas de autobuses públicos y vehículos particulares, el cierre de calles y negocios aledaños a la sede ministerial, y la reagrupación progresiva de jóvenes desalojados por la fuerza del área, constató Prensa Latina.

Personas reunidas en el populoso y extenso distrito de Shoubra, desde donde se accede a Abbasseya, denunciaron la muerte de dos personas en los disturbios del viernes, pese a que fuentes oficiales confirmaron sólo la de un soldado por un balazo en el abdomen.

Aunque difieren las cifras del Ministerio de Salud y de médicos de un hospital de campaña en el área, ambas coinciden en que las lesiones se debieron a disparos de bala, intoxicación con gases tóxicos, chorros de agua, bastonazos y cócteles Molotov lanzados por los inconformes.

Las autoridades arrestaron más de 400 personas y dictaron 15 días de prisión preventiva contra 300 de ellas, incluidas 14 mujeres, mientras el Sindicato de Periodistas denunció que 18 reporteros -de ambos sexos- fueron detenidos, heridos o asaltados por uniformados.

No obstante, el jefe de la Fiscalía Militar, Adel El-Morsi, anunció el sábado que liberarían a las mujeres detenidas, entre las que hay periodistas y doctoras que asistieron a los heridos en hospitales instalados en la propia plaza Abbasseya.

Todos los capturados deberán responder ante tribunales militares por supuestos delitos de “infringir las instituciones del Estado, usar la violencia contra miembros de las Fuerzas Armadas, obstruir el tráfico vehicular, asociarse y violar un área militar, y otros”.

Los disturbios del viernes ocurrieron dos días después de que perecieran nueve personas y otras 168 quedaran heridas en otros choques entre activistas que fueron agredidos frente al ministerio por “baltagiya” (matones o agitadores violentos).

Sin embargo, este domingo el reclamo predominante de quienes intentaban reorganizarse en las calles para nuevas movilizaciones era la liberación incondicional y sin cargos de los detenidos por orden del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA).

Varios candidatos a las elecciones presidenciales del 23 y 24 de mayo, incluidos los que suspendieron su campaña, valoraron la violencia en Abbasseya un intento de aplazar o anular los comicios, aunque con distintos matices defendieron su derecho a la libertad de expresión.

El CSFA, ente al que Hosni Mubarak cedió el poder el 11 de febrero de 2011, extendió de las 23:00 de ayer a las 07:00 de hoy (21:00 a 05:00 GMT) el toque de queda decretado un día antes alrededor del ministerio, e interrogó y tomó declaración a unos 185 arrestados.

Al justificar la represión, el Ejército advirtió con “tomar todas las medidas necesarias para enfrentar decisivamente cualquier intento de quebrar el toque de queda” y tildó de “elementos irresponsables” a quienes intentaron traspasar las barricadas que rodean el ministerio.

jvj/Ucl

About these ads