Advierten sobre aplicación del formato del Golpe de 2002 en la región


Caracas, 09 Jul. AVN.- El periodista José Vicente Rangel señaló que el formato que se utilizó en el golpe de Estado contra el presidente constitucional venezolano, Hugo Chávez Frías, en abril de 2002 se sigue aplicando en la región de forma parcial o total.

Durante la sección Los Confidenciales, de su programa José Vicente Hoy, Rangel se refirió a Paraguay, donde el parlamento dio un golpe de Estado al presidente constitucional, Fernando Lugo, el 22 de junio, al destituirlo y someterlo a un juicio político para tratar de vincularlo con los enfrentamientos registrados en Curuguaty, donde murieron 11 campesinos y seis policías.

Jorge Rodríguez, del movimiento Los Carteros que lucha en Paraguay contra los latifundistas, declaró que la masacre fue una emboscada en la cual participaron francotiradores previamente apostados en el lugar y esto sirvió para justificar la trama conspirativa.

“El golpe contra Lugo lo gestaron los organismos de inteligencia de Estados Unidos que operan en el Sur del continente, los latifundistas que tienen mucho poder y el narcotráfico que funciona como un Estado paralelo”, sostuvo Rangel.

Recordó que un episodio similar ocurrió en Venezuela en abril de 2002, cuando en los alrededores del Palacio de Miraflores, en Caracas, se apostaron francotiradores para disparar contra la manifestación que se daba el día 11 en dicho punto y uno de los jefes militares del golpe, el vicealmirante Héctor Ramírez, dio cuenta de unas muertes, durante un mensaje transmitido por televisión que fue grabado horas antes de que ocurrieran los asesinatos.

Sostuvo que el caos en Honduras, cuyo ex presidente Manuel Zelaya también fue derrocado en 2009; el intento para derrocar al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y la conspiración permanente contra el presidente boliviano, Evo Morales, confirman la variedad de recursos que emplea la derecha en la región y los métodos que utilizan los gobiernos norteamericanos.

Por otra parte, informó que Mark Feierstein, administrador adjunto para América Latina y del Caribe de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés), confirmó que su país mantiene una estrategia de cooperación con sectores de oposición en naciones que integran a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (Alba).

El funcionario destacó que el aporte financiero en Cuba y Venezuela sigue siendo muy importante para aquellos “grupos cívicos” que están luchando por los derechos humanos y la democracia.

Rangel también comentó que ante las intenciones del comando de Estados Unidos (EEUU) del Sur y del Pacífico de emplear los Drones, o aviones no tripulados, en América Latina “para monitorear actividades criminales en nuestras fronteras, la preocupación que cobra fuerza es si esas aeronaves no operarían como lo hicieron en Medio Oriente”, donde hasta ahora han ocasionado la muerte de más de un millar de personas, en particular civiles, mujeres y niños.

AVN

About these ads