En julio destruirán 16.118 armas de fuego en Venezuela


Caracas, 09 Jul. AVN.- La Comisión Presidencial para el Control de Armas, Municiones y Desarme informó que para este mes está previsto destruir 16.118 armas de fuego.

En una nota de prensa la comisión destacó que en Venezuela se ha venido aplicando una amplia política sobre el desarme de la población, a través de la incautación y destrucción permanente de estos artefactos, por lo que en menos de 10 años han destruido más de 264.607 armas.

Añadió que esta cifra pone al país a la vanguardia en la destrucción de armas de fuego en América Latina, con el objeto de garantizar el desarme de la población civil.

La organización resaltó esta cifra con motivo de la celebración este lunes 9 de julio del Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego, fecha fijada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tras la realización de la Conferencia Internacional sobre el Comercio Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras, efectuada en el año 2001 para fortalecer aquellas acciones destinadas a la destrucción masiva de estos letales instrumentos.

“La política del nuestro país en torno a la destrucción periódica y consistente de armas de fuego es una demostración efectiva de la voluntad que existe por parte del Gobierno, los poderes públicos y la sociedad civil organizada de sumar esfuerzos para reducir las situaciones de violencia que afectan a nuestra sociedad y poder reducir la presencia de estos instrumentos de muerte”, subrayó el secretario técnico de la Comisión Presidencial para el Control de Armas, Municiones y Desarme, Pablo Fernández.

La fundición de armas de fuego se efectuará en la Siderúrgica del Turbio (Sidetur), ubicada en Barquisimeto, estado Lara. Ahí se fundirán en un horno a 1.600 grados centígrados durante 45 minutos para así cumplir los protocolos internacionales de seguridad.

Alfredo Roberto Missair, coordinador residente del Sistema de las Naciones Unidas en Venezuela, manifestó que la fundición de las armas garantiza una destrucción completa, absoluta y técnicamente segura de las mismas.

“Es la mejor forma de destruirlas porque las armas pasan a ser lingotes de metal que se transforman luego en cabillas, perfiles o en rieles, un uso más doméstico y menos agresivo”, explicó el experto durante su participación en el acto de destrucción de armas que se realizó en septiembre de 2011 en el país.

AVN

About these ads